Cascos de Parchita



La parchita, a pesar de ser originaria de centroamérica, esta colorida fruta ha recorrido el mundo entero brindándole su exótico sabor y color a deliciosos platos tanto dulces como salados. Además de su inconfundible sabor, la parchita - o maracuyá - tiene innumerables propiedades beneficiosas para nuestra salud, por lo que se puede aprovechar cada parte de ella, desde las hojas del árbol hasta las semillas que hay en su interior.

En Venezuela, esta una de las frutas más consumidas - especialmente en esos días soleados en los que un frappé de parchita cae como anillo al dedo. Esta receta en particular, es uno de los tradicionales dulces en almíbar que tanto amamos los venezolanos. Acá les dejo una receta sencilla para prepararlo en casa.

Ingredientes:

  • 6 Parchitas
  • 1½ tazas de Agua (360 mililitros)
  • 20 gramos de Azúcar
  • ½ cucharadita de Clavitos
  • ½ cucharadita de Guayabitas o malaguetas.

Preparación:

1. Lava muy bien las parchitas antes de cortar la piel externa. Utiliza un pela papas o realiza un corte en espiral sobre la cáscara con el cuchillo para luego retirar toda la pulpa con las semillas y reserva. Cuando tengas los cascos limpios, extrae la piel que sobresale del interior, hazlo con cuidado para no romperlo. Reserva los cascos.


Tip: Cuando compres la parchita debe tener el exterior liso y no rugoso. De lo contrario las conchas no tendrán la textura, ni consistencia adecuada.
2. Vacía la pulpa dentro de un colador, para separar la fruta de las semillas, y coloca debajo un bol. Utiliza una cuchara para aplastar el contenido hasta lograr separar toda la pulpa. Reserva el líquido obtenido.
3. Para seguir con la preparación de nuestro dulce de parchita, coloca una olla con agua y dentro los cascos, colócala a fuego medio y espera a que hierva. Procura que los cascos tengan suficiente espacio entre ellos, así se cocinarán bien. Aplica fuego medio y al hervir disminuye la llama. Deja cocinar por 30 minutos.
4. Agrega las especies y el resto de ingredientes de la lista. Espera alrededor de 10 minutos más y para terminar, incorpora el zumo de parchita. Mezcla todo con una cuchara de madera, removiendo con mucho cuidado para no romper los cascos, y cocina por 40 minutos más a fuego bajo.
¡Y listo! Deja reposar tu rico dulce caribeño y disfrútalo acompañado de queso crema o con un rico helado de vainilla.


Receta | Foto: Eleonor Fischer.

Comments